sábado, 2 de julio de 2016

Entrevista a Genoveva Martínez, educadora, Coach, bailarina y terapeuta


“El arte es la expresión más sublime de la belleza, capaz de ser creada a través de los talentos humanos”


Genoveva Martínez es una mujer todoterreno, autodidacta, con 10 años de experiencia en el ámbito educativo, trabajo que ha desempeñado con rotundo éxito y total dedicación, como todo lo que ha ido emprendiendo en la vida. Su filosofía de vida, y su personal compromiso con la sociedad, es el de crear conciencia, aportar una visión más trascendental de la vida y sus valores, y el respeto absoluto por el medio ambiente. ¿Quieren conocerla más a fondo? Esta entrevista les aproxima al ser maravilloso que ella es.
R. Sánchez


Eres bailarina, coach personal, formadora, terapeuta, y, sobre todo, una apasionada de la vida y de sus valores más elevados… ¿cómo te definirías tú?

Soy una persona cercana, natural e inquieta, abierta, curiosa, amiga de mis amigos a la que le encanta aprender y superarse.

 
—También eres terapeuta de Biodescodificación. ¿Qué beneficios aporta esta terapia?

 —Esta terapia nos ayuda a tomar conciencia y a liberar programas condicionados que tenemos de nuestra familia y cultura, ayudándonos así a ser más auténticos y libres, con  más capacidad de crear nuestra realidad ¿Nos hace un poco más libres el hecho de soltar creencias arcaicas y limitativas? Por supuesto, nos conecta con nuestro potencial infinito.

 
—¿Cuál es el espíritu que mueve al terapeuta?

—Yo me defino, más que terapeuta, como Orientadora personal y el espíritu que me mueve es aportar luz donde no la hay, formar en el autoconocimiento y el crecimiento personal, participando así en la elevación de la conciencia. 

 
—¿Cuál consideras que es tu curso o actividad estrella? 

—Mi metodología ecléctica integra el uso del cuerpo, el movimiento, la gestión emocional y procesos de indagación, autorreflexión, junto la práctica de la meditación como entrenamiento de la atención y el foco.

 
—Es sabido que eres una bailarina excepcional. ¿Qué te aporta la danza?

—La danza me aporta presencia, disfrute, fluidez.

 
Somos una potencialidad, pura capacidad de ser, pero muchos pasan la vida sin ver sus propios talentos. ¿Qué tipo de mensaje subliminal les dirigirías a estas personas?

Les cuestionaría si se sienten felices, satisfechos, si están amando, si sus relaciones son satisfactorias y nutritivas, si se sienten motivados, inspirados y abiertos a aprender y crear. Es una elección y una responsabilidad personal el cómo se quiere vivir la vida.

 
—¿Qué valores intentas transmitir, o qué talentos intentas despertar, a través de tus diferentes actividades?

—Intento transmitir el autoconocimiento, el desarrollo de la empatía, la escucha, el respeto a la naturaleza y a todo ser vivo, la comunicación amorosa, la ternura. Además, por supuesto, de los talentos que cada uno tenga. 

 
La inspiración es la forma que utiliza lo latente para hacerse real. ¿Cómo definirías el arte?

El arte es la expresión más sublime de la belleza, capaz de ser creada a través de los talentos humanos.

 
¿Cuáles son tus principales referentes?

La psicología humanista, la psicología positiva y transpersonal, el trabajo del perdón, ‘Un curso de milagros’, el budismo como entrenamiento mental y compasivo, las investigaciones de Joaquina Fernández y la ‘Comunicación no violenta’ de Marshall Rosenberg, entre otros.

 
El hombre va incesantemente en busca de la felicidad pero la felicidad perfecta no existe en la Tierra. Sin embargo, podría gozar por lo menos de una felicidad relativa, ¿cuáles serían sus fundamentos?

Sus fundamentos serían aprender a gestionar las expectativas, las emociones, aprender a pensar, a tomar decisiones, entrenarnos en vivir en el aquí y ahora, en la confianza y seguridad de saber lo que queremos y tomando conciencia de que lo que damos es lo que recibimos.

 
¿El ser humano sufre por maldad o por ignorancia?

Por ignorancia de las consecuencias de su egoísmo, de sus acciones y por desconocimiento de la ley universal que dice que lo que le haces al otro te lo haces a ti mismo, ya que todos somos UNO.

 
—Dicen que para cambiar el mundo debemos cambiar nosotros primero. ¿Es posible que una persona cambie su forma de percibir el mundo con la cantidad de estructuras mentales que nos limitan en la vida adulta?

—Por supuesto, nuestro propósito en la vida es aprender. Estudios actuales de la neurociencia nos hablan de la plasticidad del cerebro y de la inmensa capacidad de transformación que tenemos. Esto es posible con el uso de la intención, el entrenamiento de nuestra atención y la acción consciente. El cambio es inherente a la vida humana.

 
—Hay cuatro pasos que nos llevan a vivir el proceso de la conciencia: a través de la razón, de la intuición, de las sensaciones corporales y a golpe de corazón. ¿Se podría decir que todo es conciencia?

—Sí, la conciencia lo engloba todo. Es la luz que ilumina todo nuestro SER.

 
¿Cuál es tu propósito más elevado?

—Elevar  la conciencia a la máxima, vivir en el Ser Amor por encima del Tener.

 
—Para finalizar, ¿a través de qué vías puede contactar contigo todo aquel que esté interesado en cualquiera de tus actividades, charlas y talleres?

—A través de mi correo: genomart@yahoo.es

3 comentarios:

  1. Es la mejor!, muy profesional siempre intentando ayudar a los demás sin intención alguna. Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. genuina y auténtica Genoveva. Cada día más sabia pues tiene humildad para seguir aprendiendo de los demás. Un abrazo tesoro

    ResponderEliminar
  3. Genuina y auténtica Genoveva. Su humildad le confiere la habilidad de seguir aprendiendo siempre. Un abrazo amiga

    ResponderEliminar